Qué buscar en una chaqueta de running

El objetivo principal en la chaqueta de running es el de protegerte del mal tiempo sin renunciar por ello a una buena transpirabilidad. Existen 3 niveles de proteccion en las chaquetas de running:

  • Protección contra el viento: Te protegen del aire frio y evita que se enfríe el cuerpo debido a la bajada de sensación térmica que se produce al contacto del viento con el sudor.
  • Repelencia al agua: Impide que la humedad penetre en la prenda en condiciones de lluvia o nieve débiles.
  • Impermeabilidad: membranas tipo GORE-TEX maximizan el nivel de protección contra la humedad. Garantizando una mayor protección contra el mal tiempo. La escala Schmerber sirve para cuantificar el nivel de impermeabilidad de la membrana, y para que una prenda se considere impermeable debe tener un resultado de 10.000mm o más.

La importancia de la transpirabilidad

La transpirabilidad de una chaqueta de running es su capacidad para evacuar el sudor. Esto es realmente importante para mantener tu cuerpo seco durante la práctica del deporte. De echo, si una prenda no es transpirable, el vapor de agua que genera tu cuerpo quedará atrapado en el interior y se condensará, mojando el interior de tu prenda.

El nivel de transpirabilidad del tejido se mide en MVTR. Para que una prenda se considere transpirable debe tener 10.000 MVTR o más.

Aspectos importantes sobre los acabados de una chaqueta de running

Algunas de las principales características que deberías tener en cuenta a la hora de elegir una chaqueta de calidad:

  • Costuras estancas. Fabricadas pegando tiras impermeables en el interior de las costuras.
  • Cremalleras termoselladas. Fundamentales para que la prenda sea 100% impermeable.
  • Capucha ergonómica. Que evite que se mueva y gotee el agua en la cara.
  • Ajuste en el bajo de la chaqueta. Ayuda a regular la ventilación.
  • Bolsillos específicos. Para guardar móvil, llaves, tarjeta…
  • Bandas reflectantes. Para aportar visibilidad en condiciones de poca luz.
chaqueta trail running

Elige tu chaqueta en función del tiempo

Si sueles correr en condiciones secas pero pasas frío por el viento. Necesitas un cortavientos que te proteja del frío. Además estas prendas transpiran mejor que las membranas impermeables y evacuarán el sudor más fácilmente. Son más ligeros y muchos además llevan un tratamiento de repelencia al agua que te protegerán en caso de lluvia o nieve finas.

Si a veces corres cuando llueve o nieva un poco. Tu mejor opción es una chaqueta que repela el agua. Transpira más que una chaqueta con membrana y te protegerá lo suficiente en condiciones de lluvia densa o fina durante salidas de al menos una hora.

Si acostumbras a salir a correr bajo la lluvia o nieve. Entonces tu mejor opción es una chaqueta con membrana impermeable de tipo GORE-TEX o similar. Evitará que el agua penetre el tejido en las peores condiciones, al mismo tiempo que proporciona una buena transpirabilidad. Las prendas impermeables van desde los 10k mm ( test de impermeabilidad de Schmerber) y 10k MVTR en el caso de las más básicas, pasando por las 20k/20k en el caso de deportistas no profesionales, e incluso 30k/30k que son las de más alta gama.